Que pruebas hacer antes de comprar un coche usado

Si te movilizas en coche y eres vulnerable a sufrir los daños e injusticias que en algún momento todos los conductores hemos padecido, no te martirices demasiado y presta atención a esta progresión de entradas. 


En esta ocasión aprendemos sobre el terreno a tomar decisiones importantes antes de comprar un vehículo de segunda mano y que a su vez seamos capaces de localizar posibles fallos mecánicos sin necesidad de contar con la colaboración de un profesional.

Antes de continuar cuales son los aspectos a tener en cuenta si decidimos adquirir un vehículo de dudosa procedencia, te invito a que nunca mas sufras abusos típicos de quienes de una forma u otra se aprovechan nuestro desconocimiento.

Soluciona tu problema a golpe de click.



Ahora vamos a ver que medidas de precaución debemos tener en cuenta antes de comprar el coche usado de un propietario desconocido.

3) A que pruebas debemos someter a un auto de ocasión antes de firmar el contrato de compraventa.

1- Arranque.

Cuando acciones la llave de contacto debe encender a la primera, si no es así, puede tener problemas de diferentes tipos que impliquen un gasto muy importante. También observa que la aguja de las revoluciones se mantenga estable, pues de lo contrario puede sufrir la falta de una buena compresión en alguno de los cilindros.


2- Las marchas.

Si cuando cambias las marchas te cuesta bastante, solo puede un problema de valvulina, pero si al acelerar suena un chasquido chillón es mas grave, pues los asuntos de transmisión son muy caros. Debes fijarte en posibles fugas de algún liquido viscoso bajo el vehículo, exactamente en la zona donde esta la caja de cambios.


3- La suspensión.

Debes someter al coche a terrenos complicados y ver como se comporta en los baches, pues si cruje mucho la carrocería o vuelve a estabilizarse en su posición original de forma brusca, son síntomas de una mala suspensión. Hay quien comprueba los amortiguadores de una forma rudimentaria pero acertada. Si presionas cada una de las 4 ruedas hacia abajo y la oscilación rebota mucho los amortiguadores están dañados, pues deberían responder a un comportamiento mas liviano.

4- La dirección.

Cuando vallas a cierta velocidad en una carretera recta suelta el volante, si tiende a irse hacia alguno de los lados, lo mas probable es que la dirección este afectada, y tu seguridad en peligro. Si la dirección es asistida comprueba con el coche parado que su comportamiento es similar a izquierda y derecha, de igual forma trata de detectar sonidos extraños cuando gires el volante hacia ambos lados.

5- Líquidos varios. 

Pregunta al propietario por sus últimos cambios de aceite, estado de liquido de frenos, y presta atención al vaso de expansión del agua. Yo tengo varios trucos para esto. Le pido facturas, sobre todo del ultimo cambio de aceite y sus correspondientes filtros. También me fijo en el detalle del liquido refrigerante, pues hay quien añade agua del grifo sin mas, lo que me alerta de una posible dejadez en otros aspectos mecánicos. Mira el nivel del agua y el del aceite, pues estar por debajo de la marca recomendada puede indicar posibles fugas.


6- Una comprobación casi obligatoria.

Cuando muevas el coche fijate en el piso e identifica una posible fuga del coche que pretendes comprar.


7- El tubo de escape.

El humo que expulsa el colector de escape es la prueba de fuego que todo conductor debe saber. El humo blanco o humo negro es señal de una mala combustión con problemas de fácil solución, sin embargo, cuando el humo es de color azul el asunto es irremediable, puesto que puede tratarse de problemas de motor y un consumo excesivo de aceite. Si tienes dudas con el humo de color azulado un truco que usan los buenos mecánicos es poner un papel de diario junto al tubo de escape, y si el papel huele a aceite quemado mejor no lo compres.

8- Comprueba las luces.

Si un piloto no funciona, puede que solo se trate de cambiar una bombilla y nada mas, no obstante, el problema menos visible y que podemos detectar es una baja intensidad en el sistema de iluminación. Su comportamiento es intermitente y puedes ver como sube o baja de intensidad. Si notas esta dificultad, puede tratarse de la centralita o el alternador.


9- Los frenos.

Cuando estés en marcha, frena violentamente, si el vehículo se desplaza hacia los lados, son problemas de discos o pastillas. La frenada debería ser simétrica en ambas ruedas, y la tendencia a irse mas de un lado que de otro es síntoma de desgaste. Este es un desembolso importante, pues un juego de frenos puede costarte unos 200€.

10- El estado general del vehículo.

Este es un mínimo factor a tener en cuenta, pues es en lo primero que nos fijamos. El estado de la carrocería, interiores, o color del coche es algo a gusto del comprador,  yo personalmente prestaría especial atención a las ruedas, y bajos del vehiculo, pues dibujos dispares en las ruedas o la oxidación de sus bajos son un indicador de malos propietarios y donde a prestado sus servicios.

Y estas son las 10 pruebas que yo haría antes de comprar un coche usado, los temas de papeleos, cambio de nombre o cargas ya las comentaremos en otro post de la serie.

2 comentarios:

Samuel Blázquez dijo...

La vibración en la dirección también surge de un equilibrado incorrecto o paralelo trastocado.
Por ejemplo, una pesa de las de las ruedas, de un bordillazo se cae y el coche empieza a vibrar a los 80-85 kmh y deja de hacerlo a los 110 aproximadamente.
Entre ambas velocidades, en recta, se puede apreciar una ligera vibración en el volante, como si se atravesase un terreno rugoso o una carretera de adoquines sin amortiguación.

Seguro que hay mas, pero así a bote, me surge este y lo de los que echaban serrín en el cárter superior para eliminar el ruido de taqués.

Óscar Sánchez dijo...

Gracias Samuel por tu aporte, pues siempre es grato contar con personas que ayudan y añaden detalles de este tipo.