5 Timos de falsos discapacitados que mendigan por las calles

Mas común en países de América latina, estos 5 engaños para conseguir dinero rápido, están formando parte de nuevas tendencias para sensibilizar a la gente de una forma mas directa, y salvo que paralelamente se difundan en los medios, los donantes incautos seguirán aportando sus monedas a estos falsos discapacitados que mendigan en pro de su desgracia.

Creo que son desgraciados por mentir con escusas tan sensibles como estas, pero lo son mas, si tenemos en cuenta su situación social y el rechazo doble de quienes los conocen. 


La mendicidad es motivo suficiente como para odiar de una forma u otra a quienes nos molestan para recibir limosna, esto es normal y pasa en España a diario, pero claro, si ademas le sumas la falta de escrúpulos del que miente y se hace pasar por un lisiado siendo un hombre sano, te preguntas, en que estamos fallando.

A estas alturas todos sabemos que gran parte de los mendigos se inventan historias para provocar lastima, pero creo ciegamente, que hablar de timo o daño causado a quien de una forma u otra conoce la trola es ir demasiado lejos. 

Y la pregunta es:  

¿Se debe castigar a quienes fingen una discapacidad, y se valen de ella para mendigar en los semáforos?

A estas alturas ya conocemos estas astucias, y por supuesto, nada tiene que ver con linchar a un mentiroso, o destapar su verdad, es mas profundo que todo eso, y lo resumo en una frase.

Si tienes buen día, y portas alguna moneda, la regalas por que si, sin mas. Estas feliz, y quieres compartir esa alegría. Si tienes un mal día, ignoras al mendigo, le miras mal, o lo criticas a sus espaldas. Pero no te equivoques, conoces sus engaños y a pesar de ellos eres tu quien de una forma voluntaria contribuyes. Nadie te obliga a dar limosna, quizá es tu incomodidad la que de alguna forma te sugiere que hoy toca ser amable.

Dicho esto, toca ponerle cara a quienes se hacen pasar por inútiles para ganar dinero sin trabajar.

5 Casos de falsos impedidos que usan este pretexto para ganar dinero en los semáforos o la vía publica.

1- El simulado manco del bio-bio.

Este individuo, conseguía sus pesos en un par de horas para fundirse el capital timado, en salones de juego de la capital chilena.

Tras su aparición en un programa del canal 13, fue desarmado de su mentira ante millones de personas, que atónitos descubrieron que aquel chico con dotes de actor, les había engañado en el persa.


No hay que restarle méritos al chico, pues de no ser por la emisión del popular programa "En su propia trampa", este adulterado manco, seguiría engordando los premios de las casas de apuestas.

2- Un tío cojonudo.

En esta ocasión volamos desde Santiago a Barranquilla en Colombia para desenmascarar al falso pati único que después de un control rutinario, comienza a caminar como por arte de magia.

Vean el vídeo del lisiado, y juzguen ustedes mismos. 



3- Visto en España.

En España no escapamos a los ingenieros del engaño, y sobre una historia real, que el propio timador me confeso, entre otras que me ayudaron a elaborar esta entrada, pude abrir el tarro de las esencias de una mente retorcida.

El timo de la silla de ruedas, y como descubrir a estos impostores es muy difícil, salvo que graves al falso mendigo caminando, o mejor aun, jugando un partido de fútbol.

Este tipo me contó, que compro una silla de ruedas de segunda mano en "cascoverte", y justo al salir con su nueva adquisición, comenzó a dar lastima a quienes se cruzaban con el. 


Hay que tener sangre fría para comprar una silla de ruedas a modo de inversión, pues quizá esta trampa, sea comparable con la ciega del metro. 

Tanto una discapacidad como la otra son muy difíciles de detectar, y al mismo tiempo una caja de caudales muy sustanciosa, y se estima que tanto una, como la otra son la mas efectivas para pedir una colaboración y que cause el efecto deseado, al ser las mas afiladas de cuantas trampas se conocen. 

4- El sordo mudo chileno.

Otra vez en Chile, y en el mismo programa del canal 13, se descubre a un falso sordo mudo, que cuando le aprietan las tuercas habla hasta por los codos.


Este individuo era portador de un cartel que en alto comunicaba a quienes paraban en el semáforo, su discapacidad. No contento con esto, cojeaba fingiendo un defecto en una pierna para dar mas lastima si cabe. 

5- Rabia e impotencia al ver una y otra vez esto.

Quizá he facilitado ideas para buscarse la vida de una forma poco apropiada,  y mi intención no es otra que echar un mano a quien de verdad lo necesita, pero si hay algo que no comparto en absoluto, y me colma de impotencia, es el repetitivo truco de las muletas y las mafias que hay tras de ellas. Esto si es sancionable por la opinión publica, y todo el peso de la ley.

Vean el Vídeo.



Usted a sido testigo de quienes traspasan el limite de la mendicidad, para hacerse pasar por un fraudulento discapacitado e imprimir lastima con un único valor. El de la limosna.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sólo he leído el primer punto, pero ya tengo algo que agradecerte: Me has descubierto el programa "En su propia trampa", y me has proporcionado horas y horas de buen entretenimiento.
A tu salud!

Óscar Sánchez dijo...

Yo he visto una decena de capítulos, y genial la verdad.