El truco del encendedor

Hoy como de costumbre después de desayunar, y en el intento de fumarme un cigarro, mirando a mi alrededor, me he preguntado, ¿Por qué no romper el hielo y hacer uno de mis trucos para empezar bien el día?. Pues bien, dicho y hecho, y pensando en vosotros, voy a hacerlo y contarlo.

Como les decía, en el intento de fumarme un cigarrillo, mi encendedor no funcionaba, supongo que por falta de gas, y como siempre a base de la técnica de la observación, he divisado a un chico vestido de sport que tenia un mechero igualito al mío, y he pensado, esta es mi oportunidad.


Se lo que estas pensando, pura casualidad.



Entonces me he acercado a el, con mi encendedor en el bolsillo derecho de el pantalón, y le he pedido fuego.
Hacia mucho viento y el chico muy amable me lo a dejado para que me lo encendiera yo.
Como por equivocación me lo guardo en mi bolsillo donde tengo el otro encendedor, es decir el mío, es en ese momento de la confusión cuando se lo devuelvo y le doy las gracias, pero ya es demasiado tarde, a picado. Le he dado el cambiazo al perderlo de vista.

Esto puede parecer una broma, pero ten cuidado no te quemes.

¿Te gustan los trucos?

Pues echa un vistazo a mi lista de trucos.


No hay comentarios: