El negocio de las bodas

En estas celebraciones se suele gastar mucho dinero, a veces en exceso, pues bien, te propongo que sin estar invitado obtengas una pequeña porción de la tarta.

Seguro que mis lectores se cuestionaran si vale la pena seguir mis artículos que lo único que hacen es explicar cosas que no conducen a ningún lado. Sin embargo cada día que pasa te da la oportunidad de tomar una pequeña decisión y alimentarte de nuestras experiencias, que siguen sin guiarte, pero que de una forma u otra enriquecen una parte de ti.

En esta ocasión acabo de tener una idea que dentro de este tipo de celebraciones no esta explotada, y puede ayudarte a salir adelante.

La idea es fácil de preparar y nunca he visto a nadie haciéndola.
En el negocio de las bodas nosotros hemos encontrado un hueco libre para ganar dinero a la entrada de las iglesias. Para ganar algo de dinero nos vestimos para la ocasión, ofreciendo entre los asistentes pequeñas bolsitas de pétalos de flores, arroz, peladillas, etc.
Una vez las personas tengan el producto en la mano, se les cobra una cantidad de dinero para finalizar el negocio. 

Es importante vestir bien para que cuando te dirijas a las personas piensen que eres un invitado mas, que le ofrece un producto como manda la tradición de las bodas.
Lo mas probable es que muchos de los invitados vengan preparados como mínimo con el arroz, pero si te preparas una bolsas de confetis pétalos y demás, en ese momento de felicidad te las compraran.

Si quieres puedes probar con poquitas bolsas, a ver que nivel de aceptación tienen y si la experiencia a sido positiva, o negativa, lo comentas.

No hay comentarios: