2 por el precio de 1

Hace 6 o 7 meses que un conocido mío me presento a un chico que por lo visto conocía mi blog. 


No me extrañe ya que tarde o temprano conocería a gente en la calle capaz de torturarse a si mismo, y la verdad es muy gratificante conocer a uno de tus lectores en persona y saber su opinión. Pero aunque me dijo que estaba bien, al final fue algo critico con mi trabajo, me hablo de unos artículos en concreto y me llamo la atención que de todos ellos solo nombraba los relacionados con estafas y timos.

Le dije que si había ojeado spam en el casino que es mi preferido, en parte por los días de abundancia que ir por esos lares me reportaron, y el chico que parecía muy avispado me respondió que no lo conocía pero que otros tantos que había leído le parecían muy flojos en líneas generales.

No podía creerlo estaba encajando mi primera critica constructiva en persona, y después de alternar un rato con el, me confeso que el había hecho alguna trampa de esas que consiste en desviar la atención.  

El listillo.

Sin mas preámbulos me explicó la ultima que hizo, y con un toque de humor, me dijo. ¿ Conoces la oferta 2 por el precio de uno? Me quede callado un rato mirando hacia arriba, pensando en las promociones de un supermercado en concreto que acostumbra a regalar un producto por la compra de otro y le dije:
No al menos que tu 2 por el precio de 1 sea el mismo que estoy pensando. Yo le nombre la superficie y me miro con indiferencia dejando escapar una carcajada.

No hombre no, mi  2x1 no tiene nada que ver con eso es muy diferente.

Mira alma cándida, un día agarre un folleto publicitario de una tienda de electrodomésticos, de esas que días señalados tienen mucho trabajo.
A continuación le pregunte a un familiar mío que estaba interesado en una televisión si quería comprarse una, ya que la suya se le había estropeado.
El mirando el folleto me señalo una de 32 pulgadas que estaba de oferta, de esas que están en cajas amontonadas en el suelo. 

La televisión costaba 400€ con lo cual me pareció justo cobrarle 300€, con el único inconveniente de compartir la garantía, o el peor de los casos prescindir yo de ella.
Ahora el primero de los pasos que tenia que dar en busca de un 2x1 era historia, como se suele decir ya había vendido la piel de oso antes de cazarlo.


Yo tenia una buena televisión en casa me dijo, pero como en el dormitorio no tenia, pues me parecía buena idea comprar la misma que mi pariente. 

El gran acontecimiento.

Todo sucedió un viernes, en un centro comercial, uno de estos sitios donde el consumo te consume, fui al tajo al lugar donde días antes había estado para coger la publicidad.

 
Estaba acompañado de mi novia que se había retrasado un poco para agarrar el carro, ese carro de hierro que hay en todos los centros comerciales.
Una vez dentro introduje una de esas televisiones en el interior del carro.
Me encamine a pagar mi producto a la caja Nº1, y pague 400€ por ella.

Y ahora viene lo bueno.

Mientras mi pareja cargaba la primera televisión en el coche, yo con la factura de compra volví a entrar en la tienda de electrodomésticos para agarrar la segunda televisión.
Aunque esta vez pase por la ultima caja alegando que el cartón que contenía el producto estaba golpeado, y que junto con la factura recién pagada no tuve ningún problema para sacar la segunda unidad. 

La reacción.

La chica me miro y me hizo pasar, con lo cual la oferta 2 por el precio de 1 y un poco de imaginación se consumaba. 

Mas tarde y después de que me contara su habilidad, le prometí que lo haría publico en mi blog, como una anécdota curiosa y aquí esta tu post, que aunque no lo comparta es otra forma de engañar, pero allá tu.

No hay comentarios: