Entrar al cine gratis

Aun recuerdo cuando era niño, y todos mis amigos entrabamos al cine de mi barrio.
Era mágico y salías entusiasmado con aquella película, como si tu fueses el actor principal.
También recuerdo que siempre estábamos acompañados de una persona mayor, como mi hermano, mi primo, o tío. En mi caso no se por que motivo nunca me acompañaba mi padre.

Entonces pasaban 2 películas, una de estreno y otra de reestreno, o lo que es lo mismo una novedad, y otra no tan nueva. El estreno siempre era mas caro, aunque a decir verdad casi ni te dabas cuenta, y es que siendo un niño, esas cosas del dinero importan poco.

Ahora es cuando me importa pagar por una entrada al cine casi 10 €. Un día en casa dándole vueltas al asunto pensé, y por que no entrar gratis al cine.
Como no, la solución la tenia muy cerca, en la puerta de salida de emergencia.

Hace algún tiempo que no voy al cine a ver una película, pero si como cuando era niño, decido ir en compañía de mis amigos, lo haría así.

Un amigo mio que es un cara dura, pagaría su entrada.
Después una vez dentro del cine, este amigo nuestro, nos abriría la puerta de emergencia para entrar todos gratis al cine, y una vez en el cine a disfrutar de la película.

La puerta de emergencia, es o suele ser la misma que la puerta de salida por donde sale la gente cuando acaba la película.
Ahora que tienes una idea para entrar al cine gratis, que tal si con tus comentarios nos das la tuya.

Artículos relacionados:

Viajar gratis en el taxi


Como ahorrar dinero con tus amigos

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante método. Yo utilizo uno en grandes multicines que me permite ver 2 o 3 pelis (de corrido, eso sí) y sólo sirve en cines muy grandes, ya ahora mismo con pocos empleados para vigilar:
-Hay que ir días de semana, preferiblemente de lunes a jueves (menos vigilancia)
- Todos aquellos que quieran ver la peli compran una entrada y van a la sesión de las 16.00 o 18.00
- Calculas que pelis quieres ver y ves que los horarios no se solapen, sino que sean seguidos (de 18:00 a 20:00 y otra a las 22:00)
- Te quedas con el número de sala
-Cuando sales de la primera, vas al baño, esperas unos minutos y al salir vas a la nueva sala. Si es un grupo lo ideal es ir de 2 en 2 y que se sienten no demasiado juntos, más que nada para que si localizan a uno, no caigan todos
- si quieres ir a por la tercera peli, pues igual que antes, pero con la siguiente :)
- Si te pillan...corre!! XD

Anónimo dijo...

Yo he trabajado en una sala de cines como cajera y palomitera... y no es tan facil. aun menos en tiempos de crisis, que las salas no estan tan llenas y el control de gente es aun mas dificil.
Las puertas de emergencia ya estan incluso cerradas, que no se pueden abrir ni desde dentro. En la mayoria de alas en las que he estado, el sistema detector de incendios desbloquea la puerta, por lo tanto es practicamente imposible hacerlo de manera manual .
Respecto al comentario anterior, a cada pase hacemos un control de salas. Cuentas por fila la gente que hay, sabes el numero de entradas que vendes. Ahora es incluso mas facil saber cuanta gente ha comprado la entrada, ya que la mayoria de filas estan vacias.

La unica manera que veo de meterse en un cine sin pagar es siendo amigo,amiga, amiguete de algun empleado. ¨Nosotros "pasamos" a familia, amigos, pareja... sin abusar y siempre a unas horas determinadas, quiero decir, no colamos a sesiones de sabado a las diez.

Anónimo dijo...

Otra forma que yo conozco para no pagar las palomitas y la bebida que hoy en día son innombrablemente caras y llevar una mochila para hacer como que vienes de estudiar de la biblioteca porque ha salido del instituto, universidad, etc. Ponéis las palomitas y la bebida al fondo de la mochila y encima los libros con cuidado no se aplaste nada. No creo que os registren la mochila, a mí nunca me lo han hecho, lo de los libros es sólo por si acaso. Si la mochila se queda pequeña también podéis coger libros viejos que no quiera nadie (no vayan a ver luego enfados), cortarlos por la parte de arriba y pegarle las tapas para que no se separen y se vean las pruebas.

Si sólo quería llevar agua, no hace falta que la escondáis, simplemente coger una tableta de pastillas y decir que tenis que tomarlas amiga de la película o que es por si os entra un ataque de tos... Si a ese agua le añadís el zumo de medio limón (sin pulpa) y lleváis en el otro bolsillo una bolsita con azúcar y lo mezcláis cuando estéis dentro, tendréis limonada.

La picaresca española no tiene límites, seguid dándole a la imaginación.