El peso del dinero


Paseando por la rambla de Barcelona una idea genial de negocio, inspirada por el gran Santiago rusiñol me seduce.

Santiago rusiñol fue un personaje importante de la Renaixença literaria y cultural de Cataluña, además del mundo intelectual y bohemio de la Barcelona de su tiempo.


Aun decimos eso de que nos quieren dar duros a cuatro pesetas, cuando alguien nos ofrece un negocio muy rentable y a la vez poco fiable.
También se dice de el, que fue una persona irónica y graciosa a la vez. Y ayudaba a los mendigos diciéndoles que no se gastaran el dinero en vicios, solo en vino.

Pero volviendo al tema.
Continuo mi paseo para acabar en la barceloneta. Paro a descansar en el paseo marítimo y no dejo de pensar que se acerca la temporada estival en España, y sobre todo necesito dinero para sobrevivir.

Todos mis intentos de buscar trabajo, no están dando el resultado que esperaba.
Tengo pocas esperanzas de trabajar, y de repente observo un vendedor ambulante cabizbajo rodeado de personas, que como yo permanecen a la espera de un acontecimiento parecido al de al que nos tenia acostumbrados Santiago rusiñol.
De repente tengo una idea, y las ganas de realizarla me causan cierta curiosidad, sobre el efecto que esta tendría en la gente.

Estas son mis opciones:

  • Algo que puede tener éxito.
  • La imagen es quizás lo que mas cuidamos, cuando vamos a la playa. Algo relacionado con salud y belleza.
  • Que sea gratis o muy económico.

Las personas en los tiempos que corren, no quieren desembolsar dinero, con lo cual ofertar algo gratis, puede ser lucrativo.

Estar demasiado tiempo en un  sitio puede ser aburrido.
Necesitamos algo de acción, para entretenernos, o algo original.

La mezcla de todo da un resultado como poco curioso y me pregunto. ¿Y si ofrezco una bascula para pesarse en la playa, acompañado de un letrero donde diga: Pesate gratis? De vuelta a Santiago rusiñol, lo que mas me preocupa es que la gente desconfié, pero me parece algo tan inocente y a la vez voluntario, que hasta me asaltan dudas, sobre si debería probar este método.

La playa de la barceloneta
Tengo todas las herramientas, ¿por que no utilizarlas? ¿por que no cobro la voluntad? ¿o mejor aun por que no cobro un céntimo de euro.? Seria algo así como:
Descubre tu peso real sin ropa por 1 céntimo. Nadie te dará un centimo por pesarse, y además te lo pasaras bomba en verano, y no cabizbajo como el vendedor de la barceloneta.

Material:
Una bascula casera, un letrero gracioso, unas cervecitas, y mucho morro.

Vive la vida y disfruta de las buenas sensaciones, a veces el peso del dinero, puede lastrar demasiado como para no dejarnos disfrutar de lo que queremos.


No hay comentarios: