Cobrar del seguro

Hace algún tiempo me encontré con un conocido y compartimos unos momentos tomando un café, nos hicimos la típica pregunta.

¿Que haces? ¿a que te dedicas?, pues tirando me respondió. ¿Y la chica con la que estabas?, quien, Marta, sin comentarios. Por el tono de respuesta intuí que ya no estaban juntos.

Al cabo de 1 hora me dijo la verdad, es que estoy muy cómodo hablando contigo, no has cambiado nada desde la ultima vez que nos vimos, dime una cosa, ¿ sigues trapicheando?, pues la verdad es que me estoy portando bien, estoy cobrando el paro y desde que deje la aseguradora estoy bastante tranquilo.
¿Y tu?, venga hombre conociéndote se que tramas algo, no me respondió, pero ahora que comentas lo de los seguros, te explicare una anécdota.


Todo sucedió un día limpiando el cristal de la mesa donde comíamos, se cayó al suelo y lo hice añicos. 
A continuación me baje a la cafetería y comente lo sucedido, el dueño del bar me comento que avisara al seguro, que se harían cargo del accidente pagándome el cristal. 
Le dije pero hombre ¿como demuestro el accidente?, chico dile lo sucedido y haber que pasa.

Dicho y hecho llame al seguro y no me dijeron ni me preguntaron nada, ni siquiera me pidieron un cristalito de esos rotos para cerciorarse del accidente. Me pareció extraño puesto que el cristal no era barato.


A partir de ese momento decidí que ya era hora de mirar las coberturas del seguro, entre ellas una muy curiosa, mi seguro cubre el robo en la calle.
Esta mal que yo lo diga, pero tío empecé a pensar, y puesto que las cosas no marchaban bien, bueno ya me entiendes.

La verdad es que yo no me asustaba de lo que me estaba contando, pero lo dije: Sigue hombre...

Pues nada, me acuerdo que tenia que pagar el alquiler del piso, y después de agotar mi ultimo recurso, fui por la tarde cuando los bancos están cerrados, entonces saque de un cajero automático 45.000 pesetas, unos 270€ que es lo que costaba el alquiler, regrese al piso deje el dinero, y fui corriendo desesperado al cuartel de la guardia civil, y les dije; Me han  robado. 
Ellos me dijeron que si quería denunciar el robo, a lo que yo le respondí: Que mas da, a mi lo que realmente me importa es que me han quitado el dinero. Entonces uno de los guardias civiles me pregunto, ¿tienes seguro del hogar?, pues si claro, ¿que tiene que ver el seguro del piso? Le respondí. Nada simplemente que este tipo de seguros cubre el robo en la calle hasta una cierta cantidad.


Llame al seguro y les comente lo sucedido, ellos me dijeron que guardara el extracto del cajero, y la denuncia del robo, que en breve recibiría noticias, y así fue, las noticias eran en forma de 45.000 pesetas, ya que mi seguro por robo en la calle cubría hasta 50.000.

Entonces le dije: Tío pero esto es un fraude con mayúsculas.

Respuesta: Pues yo diría que es con minúsculas al no superar las 50.000 pesetas que por entonces se calificaba como delito y no como falta.

Desde luego lo que hay que hacer para cobrar del seguro 270 euros.
Por cierto no tendrás por ahí algún extracto y un ojo hinchado. 

Hay, hay, hay, con que te gustan este tipo de artículos, ehhhhh, pues nada aquí te dejo uno relacionado:

Atropellado

No hay comentarios: