Pedir por pedir, haciendo castillos de arena

....y Johnny cogió su fusil..........
Si eres una persona bohemia y creativa, quizás conocerás esta forma de sacarte unas monedas. 
Cuando no tienes salida, lo mejor para reflexionar sobre las posibles soluciones es hacer un castillo de arena en la playa.

No necesariamente tienes que ser un artista, con ganas e imaginación obtendrás algún resultado.



Es de vital importancia que la arena sea de grano muy fino, y para trabajarla bien, añadiremos una parte de agua por ocho de arena.

La estructura de la obra va a depender en gran parte de lo unidos que estén los granos entre si, y si tu arena esta bien humedecida.
Una vez llegado al lugar donde quieres realizar tu castillo de arena, mi consejo es que te arrimes lo mas posible a un paseo marítimo donde la gente suele pasear.

Haz una montaña de arena y humedece con un cubo de agua del propio mar, es importante que la arena que amontones este seca y la humedezcas tu mismo, de esta forma conseguirás mas unión entre los granos y mas durabilidad para tu castillo.

Trabaja la arena desde la parte mas alta sin dejar de humedecerla, puedes usar una espátula, o improvisar herramientas para hacer tus dibujos.

Empieza a construir algo sencillo, una pirámide, una torre, unas escaleras, y poco a poco te iras familiarizando con la arena. También puedes fabricarte alguna antorcha, para iluminarlo cuando anochezca o añadir una pastilla para hacer fuego, y simular un volcán en erupción.

Yo conozco algún chico que pide dinero haciendo castillos de arena, y otros que lo de pedir por pedir no va con ellos.
 

No hay comentarios: