El timo de la silicona


El timo de la silicona, poco conocido pero mas utilizado por personas con poco conocimiento, fue en su momento una trama que que dio muchos frutos a los delincuentes del timo.

Los incautos de este tipo de fraudes, desesperados no daban crédito a lo que les estaba sucediendo.

La persona timadora se dirige a un cajero automático, bloquea con silicona la ranura por la que sale el dinero y se aposta en las cercanías para recoger la plata retenida. 
Tras uno o varios intentos de uso, la persona timadora retira la silicona, con un objeto cortante, y con un alambre o un artilugio parecido, saca el dinero acumulado en el cajero.

El propietario de la tarjeta se marchara a probar en otro cajero próximo al lugar, sin hacerle mucho caso a su operación fallida, mientras el timador, al acecho, procederá a materializar el timo de la silicona.

Temas relacionados:

Perdona
 
Olivos

No hay comentarios: