Dame un cigarro

Bueno amigos hoy os hablare de un caso común y sin importancia .

Tenemos la mala costumbre de pedir un cigarro en cualquier momento del día, y esta tradicional costumbre llegado un punto puede ser irritante o cuanto mas desesperante, no en vano con la crisis la grieta aun es mas profunda si cabe, vamos que alguien te pide un cigarro, y no le das por que no tienes encima te mira con cara de perdonarte la vida.

Claro tampoco es cuestión de decirle que te quedan pocos, por que el tío es capaz de decirte, ¿pero te quedara uno no? Yo estaba pensando cuando un tipo se acercara y me dijera, ¿me das un cigarro? pues responder si, pero no te doy, y a continuación decirle, ¿tienes 20 céntimos? pero tampoco es plan, aunque en realidad sea lo mismo.


No es que me duela dar un cigarro, pero antes de darlo imagino por que el tipo no tiene, se pueden dar casos que una persona tenga un apuro de madrugada, que a todos nos a pasado, pero al menos que no estemos en el monte perdido, el valle de la luna, incluso si me apuras en el desierto de el Sahara, no te lo doy.

La crisis es para todos, y si yo decido comprarme un paquete de tabaco, y tu decides comprarte otra cosa, después te buscas la vida, ¿y sabes por que ? pues por que no aguanto a los gorrones de tabaco y como es mio no te doy.

Desde que tome esta decisión ahorro 720 euros al año, con lo cual ahora me doy un capricho de consideración, aunque me miren mal. ¿Pero por dios es que yo estoy obligado a darte un cigarro para que me mires así? Por que no te buscas la vida recogiendo colillas.

Mis estrategias respecto a este tema son súper efectivas y después de ponerlas en practica no te miraran mal. Cambian la mirada de asco por la de resignación.


  1. Nunca bajo ningún concepto saques tu paquete de tabaco recién comprado en publico, trata de callejear por los lugares menos transitados. Mira lo que te puede pasar.
  2. Siempre es bueno llevar en el bolso, o las mochilas estas que se llevan ahora, un paquete vació, lo sacas y después le dices; o valla no tengo lo siento, quedas como un señor y encima te solidarizas con la causa.
  3. Si eres de los que te gusta esta afición también puedes pedir tu, y así aumentas tus ahorros, tomas decisiones, y de paso a final de año te vas al Caribe.
  4. Cuando te tomes algo en una terraza no seas tan pardillo de poner el paquete encima de la mesa, bueno si te aburres por que estas solo puedes sacar el vació, con un poco de suerte el tío que te pida, compra en ese mismo bar después de asesorarle tu mismo y te invita a ti, si tienes esa suerte pídele uno para después, el gorrón ahora es el gorroneado.
  5. Por ultimo puedes decirle que no fumas, o simplemente no. Pero si no te quieres ir amargado a tu casa, mis métodos sociales son infranqueables a las caras de asco que te ponen cuando les dices que no, pero por dios en que país vivimos de chorizos es que acaso estoy obligado a darte.

Las personas que me conocen, me preguntan, ¿por que no le das un cigarro al chaval? Bueno no es cuestión de ir matando a la gente, no has visto lo que pone en las cajetillas, amigo yo quiero vivir con la conciencia tranquila.

No os lo vais a creer pero a mi después de comprar un paquete de tabaco el propio estanquero me pidió uno, eso es el colmo.
Luego me contáis los resultados y si son positivos, pues me invitáis a un cigarro.

No hay comentarios: