Duros de plata

Un día cualquiera en cierta ciudad española, solicitaron mis servicios para vaciar un almacén completo.
Me pagaron bien y me fui contento, pero conmigo portaba unas monedas antiguas, muy antiguas, eran duros de plata, en concreto 9 duros.
Yo por aquel entonces vivía bien, tenia dinero y trabajos bien remunerados, pero la verdad me ilusiono mucho encontrarme con aquellas monedas antiguas.

Fui a ver un conocido por un tema muy distinto, pero no se por que motivo le comente el hallazgo, y me pidió que se las enseñara.
Me quede de una pieza cuando me dijo sin pestañear, que me pagaba 20 euros por cada una de ellas.
Pensé, si este sinvergüenza que era mas chorizo que yo, me pagaba 20 euros por las monedas, igual costaban 50 euros como mínimo quien sabe.
Le dije que no, que me las quedaría yo. Entonces el canalla se enfado conmigo e insistía en que se las vendiera. Yo me hice el loco, me apresure y le dije para salir del atolladero. 
Venga tío hasta luego, si lo se no te cuento nada.

Mosqueado con la oferta, me pase dos días de investigación por todos los medios y paginas de Internet hasta que encontré la fuente adecuada.

Tenia 9 duros de plata por valor de 20.000€ en mi poder, suspire por no habérselas vendido al artista del almanaque, y directamente fui a un tasador numismático para que verificara el tesoro.


Efectivamente tiene usted en su poder 9 duros de plata me dijo. Se me iluminaron los ojos como el que mira a la chica mas guapa del mundo.
Pero son de cinc, me dijo a tres metros, ¿que quiere decir con eso de que son de cinc?, si hombre son falsificadores de monedas antiguas de mucho valor, que ahora se a puesto de moda.
Vera en realidad le vamos a hacer la primera prueba, las pesaremos, si no pesan exactamente 25 gramos son falsas. Ves pesan 23 gramos.

Me cago en la madre que parió a los dos gramos que faltan le dije al tipo, y me contesto. 
Chico lo siento no puedo hacer nada. 
Le dije no se equivocara la puta bascula esa.

Lo siento de verdad, me temo que no caballero y ahora si me disculpa tengo cosas que hacer.

Un momento por favor no se precipite, esta usted seguro, le dije para asimilar poco a poco la noticia.

Recapacite unos segundos:
Bueno ofrezcame usted por las monedas 40 euros por pieza.
Señor no insista no le daré ni 1€ por todas. Fin de la historia.


La verdad que pase un disgusto muy grande, pero de cierto modo desconfiaba de ese numismático de los cojones, y sumido en mi desgracia pregunte en tres sitios mas.

No señor son replicas, si fueran verdaderos duros de plata tendría usted en su poder una verdadera fortuna lo siento.

Bueno estaba claro, le di un carpetazo al asunto y seguí con mi rutina.
Esa noche me fui de marcha con un amigo. Me puse ciego de cubatas y al chulo del camarero, le endose una moneda a cambio del festival. El camarero era el típico sabelotodo, y me pregunte haber si sabe esto.

Pues claro me dice, esas monedas son famosas por lo que valen. Entonces pensé bingo el subnormal este también entiende de monedas, y con la borrachera le dije esta moneda es mía compañero y solo mía, dándole mas interés al asunto y haciéndome aun si cabe mas el borracho.

Mía, le exclamaba.

A continuación le dije: 
Cobra anda. Y un poquito en serio y un poquito en broma le intente pagar con la moneda, y para mi sorpresa la agarro como un buitre.

Anda se cobro con la moneda, mi colega se descojonaba, pero yo estaba maquinando a mi próxima víctima, el primer comprador.


De cierta manera era un conocido a distancia, era de estos tíos que solo aparecen cuando invitas a algo, además el menda vivía a 12 km de distancia.

Fui a su encuentro y le pedí disculpas por las formas del el otro día, y el tío me suelta, hombre no pasa nada es que mi padre las colecciona y me hacia ilusión regalárselas.

Le dije, acordándome del disgusto que me había llevado por el numismático, y con la mano en el corazón. 
Hombre haberlo dicho antes, venga que te vendo un par de ellas.
Total que al final le solté 6 monedas con lo cual me pago 120 euros por 6 duros de plata.

Y os estaréis preguntado, ¿y las otras 2 monedas?, pues las regale, pero no os voy a decir a quien.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En lugar de perder el tiempo escribiendo chorradas, podrías invertirlo en aprender ortografía.

Tarambana dijo...

Que razon tienes.
Y tu tambien podrias haber aprobechado esta entrada para darte a conocer,o hacer tus negocios numismaticos,en lugar de criticar.
Por cierto seguro que me entiendes.
Gracias por comentar,es una buena inversion del tiempo.
Ya lo entenderas.